lunes, 20 de febrero de 2017

La llegada (Arrival)

Una traductora y lingüista y un físico son sorprendidos por el gobierno de Estados Unidos al ser llamados para colaborar en la comunicación e investigación sobre unos seres extraterrestres que han llegado a la Tierra.

De casi dos horas de duración, Arrival es una película con un ritmo lento y pausado que mantiene el interés por conocer lo que el largometraje esconde: una magnífica propuesta sobre cómo funciona uno de los grandes misterios más investigados y que nos afecta a todos. A pesar de esa expectación continua, la película llega a un punto que da pie al espectador a mirar el reloj para comprobar el tiempo que queda (o que ha pasado), pero tras esta pequeña decadencia rítmica consigue remontar el vuelo con un final interesante que desvela una información que podría considerarse una propuesta muy interesante.

Una fotografía preciosa y relajante que permitirá acomodarte en el sofá de tu casa con el peligro de quedarte dormido a mitad de la película debido a su ritmo sosegado.

Los efectos visuales están muy mimetizados con el ambiente (a excepción de una escena que bien podría ser propia de la calidad visual de una Play Station 3) y que acentúan esa tranquilidad que transmite el largometraje.

Esta es una película que ha dividido a la crítica y que puede llegar a gustarte o a aburrirte y hasta defraudarte. Desde mi opinión, la recomiendo para aquellos que os guste filosofar y cuestionar el mundo que les rodea.

El siguiente enlace contiene mi opinión acerca de la propuesta de Arrival y su relación con otras obras cinematográficas, y por lo tanto recomiendo que veáis primero la película pues hay spoilers: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario