lunes, 21 de noviembre de 2016

El hijo de Saúl

Conocemos infinidad de películas ambientadas en la época de la Alemania nazi, pero ninguna como esta. Un largometraje extenso y agobiante que nos adentra en uno de esos campos de concentración ubicados en Auschwitz a través de la figura de un prisionero judío llamado Saúl, el cual se dedica a realizar los trabajos sucios que no hacían los alemanes (quemar los cadáveres, robar los objetos de valor de la ropa de estos, etc.) junto a otros compañeros también judíos.

Acostumbrados a películas que tratan al espectador como un cliente pasivo al que mostrar un producto, este largometraje rompe con esa idea y requiere un papel algo más activo de la persona que lo ve. Casi dos horas de duración para vestirnos y calzarnos como Saúl, para ponernos en su lugar y conocer lo que ocurría en aquel horrible lugar.

Durante toda la película predomina un plano agobiante centrado en el protagonista de la historia, al cual visualizaremos en todo momento excepto en determinadas ocasiones. El entorno aparece difuminado y la película decide centrar al espectador en los movimientos y expresiones de Saúl, en todo momento sabemos dónde se encuentra y qué es lo que hace sin poder apreciar nítidamente el espacio que lo envuelve. Una técnica cinematográfica que me ha impresionado bastante y me ha gustado mucho y que le da una originalidad característica a la película.

Una historia basada en unos de los capítulos más terribles de la historia de la humanidad y con una trama central que sirve como excusa para mostrar de una forma diferente y atractiva para un público interesado en estos temas, varias de las barbaries que se llevaban a cabo, además de cómo controlaban y funcionaban estos campos de concentración.

Como conclusión, es una película que puede parecer larga, y posiblemente pesada en algunos puntos, pero que nos adentra en un lugar parecido al infierno de un modo agobiante y muy original.

lunes, 14 de noviembre de 2016

El juego de Ender (Ender's Game)

Basada en la novela del mismo nombre, El juego de Ender nos muestra una distopía que nos traslada al espacio de la mano de un niño en un ambiente donde parece acercarse otra guerra contra los Insectores, los malvados extraterrestres que ya intentaron apoderarse de la Tierra anteriormente.

Después de haberme leído el libro y haberme visto inmediatamente después la película, debo confesar que la típica frase suele tener siempre razón: “El libro está mejor”. Pues, aunque las películas sean claras adaptaciones de los libros, normalmente esa adaptación no llega a convencernos del todo y acabamos leyendo la verdadera obra de arte. De modo que este caso es otro más, una película que es fiel en cuanto a la historia general se refiere, pero que no llega a contar más allá de lo que le ocurre al protagonista de la historia, Ender.

La película es un largometraje destinado a chicos y chicas jóvenes y a familias que quieran pasar un buen rato disfrutando de una historia adictiva, sin embargo, el libro no es así. El libro no es del todo juvenil, es una obra para todos los públicos que engancha desde el primer capítulo y que te hace pensar y reflexionar sobre diversas situaciones que acontecen en nuestra sociedad. Una historia reflexiva y divertida, es lo que debiera de haber sido la película y no haber tenido solo una de esas dos características, a pesar de todo no está nada mal para ser una adaptación.

Visualmente bonita y agradable, con un muy buen uso del CGI (imágenes generadas por ordenador) y una actuación del protagonista que refleja a la perfección (o al menos en gran medida) al personaje retratado en el libro. Sin embargo, la actuación de Graff, interpretada por Harrison Ford, no llega a ser del todo profunda y destaca mucho la presencia del actor más que de su personaje. Aun así, la película en su conjunto no deja de ser una muy buena experiencia que hará que el propio espectador se sorprenda cuando empiecen a aparecer los títulos de crédito finales.

Sé que es odiosa la comparación entre libro y película, pero mi opinión se ha visto muy influenciada por este factor pues esperaba una historia mucho más profunda o, por lo menos, que mostraran algo más de historia, a parte de la de Ender, pero de todas maneras es una película entretenida y muy recomendada para ver en familia.

lunes, 7 de noviembre de 2016

La religiosa (The nun)

Desde siempre me han interesado esas películas cuyos protagonistas sienten cierta rebeldía contra el modelo político, económico, social o religioso de la época en la que se encuentran, siempre que esa rebeldía esté bien argumentada y apoyada en ciertas ideas morales. En este caso, la rebelde es una joven monja y la película nos cuenta su historia durante el transcurso de sus días en el convento.

Un largometraje francés ambientado en el siglo XVII que empieza como una película antigua y aparentemente aburrida pero cuya historia mantiene al espectador con la atención necesaria para ver qué ocurre en la trama. Una película que, desde mi humilde opinión, busca la crítica a este modelo religioso, el cual persiste en nuestros días y, a pesar de su gran número de seguidores, cada vez se encuentra más y más anticuado.

Una escenografía que no resalta en gran medida, pues la atención la requiere Pauline Étienne, quien interpreta a la joven monja Suzanne Simonin. Una actuación que, junto a las actrices que interprentan a las abadesas de los conventos, suple el espacio vacío de una típica película de época, pues el dolor y el malestar causado por aquellas personas que ostentan el poder de los conventos y que se oponen al pensamiento rebelde de esta joven es transmitido de forma que hace que seas partícipe de su nefasta e injusta situación. No es una película para disfrutar, sino para pensar y reflexionar y para conocer como actuaba la Iglesia antiguamente.

   Una película dramática con un cierto parecido a Invencible de Angelina Jolie al mostrar a un personaje reprimido por personas que tienen más poder que él. Una represión que atormenta al personaje protagonista, el cual intenta salir de esa situación cuanto antes.

lunes, 31 de octubre de 2016

Love Actually

Otro día de los que me encontraba en la playa con mis amigos decidimos ver la mejor película de amor por excelencia: Love Actually. Unos cuantos la veíamos ya por quinta vez y otros la conocieron en ese momento, sin duda es una película que no decepciona y que nos ofrece lo que de ella se espera.

Con un reparto de lujo consiguieron lo que no pudieron con Movie 43, una película de éxito. Protagonizada por actores más que famosos, la película nos cuenta varias historias centradas en un personaje y su situación con el amor. No es para nada un largometraje pegajoso y rosa, con situaciones imposibles ni con una trama dirigida a adolescentes, ni mucho menos, es una película que te llena de felicidad y consigue hacerte reír y llorar, una película que consigue hacer llegar el sentimiento de amor a cualquiera que la vea.

Protagonistas de este largometraje son Alan Rickman (Severus Snape en Harry Potter), Liam Neeson (Bryan en Venganza o el Monstruo en Un monstruo viene a verme), Hugh Grant (Nothing Hill, El diario de Bridget Jones), Colin Firth (El discurso del rey), Keira Knightley (Begin Again, Piratas del caribe), Emma Thompson (La niñera mágica, Al encuentro de Mr Banks), Andrew Lincoln (Rick Grimes en The Walking Dead) y Bill Nighy (Piratas del caribe, El exótico hotel Marigold), un agradable reparto que no decepcionará.  

   Me encantó cuando la vi por primera vez y me seguirá gustando viéndola cien veces más. No consigo pensar en ninguna crítica negativa, excepto, tal vez que es una película típica de las que suelen echar en la televisión por navidad, aun así, no tiene nada que envidiar a esas películas románticas navideñas pues en sus más de dos horas de duración consigue despertar en el espectador un maravilloso sentimiento de felicidad y amor.

lunes, 24 de octubre de 2016

The Purge: Election Year

Una noche de vacaciones estando en la playa, mis amigos y yo decidimos ir al cine y surgieron disparidades: unos querían ver la romántica Antes de ti, y el resto optábamos por una de miedo, Expediente Warren 2: El caso Enfield o The Purge: Election Year. Al final nos dividimos en dos grupos y los que quisimos ver una película de miedo hicimos una muy mala decisión…

Una película que parecía ofrecer lo mismo que las dos anteriores, al final no lo hizo. Una historia sosa y aburrida que no sorprende en ningún sentido.

La película comienza contando varias historias separadas que en la noche de la Purga anual se entremezclarán, creando así la “trama interesante” de la película; este es un recurso que ya hemos visto en varios largometrajes y que en este caso parece demasiado forzado y más aún después de haber visto las dos que le preceden.

Tras haber perdido el factor sorpresa de la primera película, las secuelas no parecen superar el thriller misterioso y la acción de las anteriores. En cambio, la historia, a pesar de ser algo aburrida, no deja de ser interesante al permitir que los altos cargos también se encuentren bajo las mismas normas de la Purga que el resto de la gente.

Lo único que me gustaría resaltar es el papel de Frank Grillo, interpretando a Leo Barnes, guardaespaldas de la senadora, el cual me impresionó y fue el único personaje que parecía ser más interesante y mejor construido.

Una película lenta, algo aburrida, con ciertas escenas innecesarias, pocos sustos, poca tensión y poco para recordar. Si la recomiendo es para verla con amigos en alguna casa y echaros unas pocas risas, no creo que merezca mucho más que eso.

jueves, 18 de agosto de 2016

Sing Street

En una noche de celebración en la que todo el mundo estaba feliz aproveché la ocasión para ver con mis amigos un supuesto musical que, según la información que tenía previamente, recibió muy buenas críticas. Una película de la que esperábamos menos de lo que nos ofreció: canciones para el recuerdo, una historia principal bonita, llevadera y realista, al igual que los problemas que en ella se plantean, y unas sub-tramas que crean un largometraje completo y profundo sobre amor, amistad, compañerismo, problemas familiares y jerarquía, mezclados con comedia y música que enriquecen y dan sentido a la historia y al mensaje que consiguen transmitirnos.

En la de época de los 80's un chico decide formar una banda, esta sería la única frase que compartiría con una persona que no haya visto la película. Aunque la música no es lo más importante de la película sí que es algo esencial para la trama y para la evolución de los personajes, pues con ella el protagonista es capaz de expresarse libremente de todos los problemas que se le van presentando.

Una historia sobre el amor hacia la música y hacia la forma de componer canciones, conociendo cómo cada canción que aparece en la película tiene un origen, un sentido y un mensaje. Digamos que es como si ahora mismo escucháramos una canción y nos preguntáramos la razón de su existencia: ¿Qué sentido tiene para su autor?, ¿Qué intenta decirnos?, ¿Qué intenta expresar?, ¿Por qué quiere expresar eso?... En esta película nos lo muestran: cada canción está escrita por algo importante para su autor y tiene un mensaje que quiere dar o expresar. 

Por supuesto, las canciones que el protagonista crea son canciones compuesta por él y no por una compañía con el fin de conseguir más dinero, no son canciones comerciales. La película nos muestra el significado que tienen esas canciones hechas desde el corazón de sus autores. Pero, como ya he dicho, no sólo tiene importancia la música, a pesar de ser uno de los ejes fundamentales de la película, si no que encontramos los problemas que un joven de esa época podría encontrar: amor, autoridad, problemas familiares...

Una película completa que envuelve al espectador desde el principio y que hará que cualquier persona que le guste el cine y esta época se enamore rápidamente del largometraje.

miércoles, 3 de agosto de 2016

Trumbo, la lista negra de Hollywood (Trumbo)

Hollywood siempre ha tenido una gran sombra detrás que hace que muchos temamos el gran poder que tiene y lo que es capaz de llevar a cabo. Esta película nos presenta su lista negra, unos guionistas no aceptados por sus ideología política y que son perseguidos por la Comisión de Actividades Antiamericanas. Una película biográfica sobre Dalton Trumbo, un guionista comunista que ha vivido parcialmente en las sombras.

No es de extrañar que las películas biográficas no suelan atraer a los espectadores, los cuales disfrutan con un buen largometraje de ficción, supongo que con el fin de evadirse de la realidad por unas horas. En este caso, el afamado actor Bryan Cranston, conocido principalmente por protagonizar una de las mejores series de estos años según el público, Breaking Bad, se coloca en la cabeza del cartel para interpretar a un guionista de carácter fuerte y decidido que se ve obligado a enfrentarse a un poder que le supera.

Una historia que interesará y mantendrá pegado a la pantalla a cualquiera que le interese los enfrentamientos entre la nobleza y el tercer estado, o lo que es lo mismo, entre el pueblo esclavizado y los que controlan la mayoría del poder, entre los demócratas de la esfera de Hollywood y del gobierno y los pobres guionistas comunistas que intentan sacar adelante sus ideas a la vez que su trabajo.

Un Bryan Cranston capaz de adentrarse en este difícil papel que hará las delicias del espectador. Dos horas de película en las que conoceremos a Trumbo y su obra y recorreremos la historia de una época marcada por enfrentamientos políticos y por ideas sin sentido, como esa Comisión de Actividades Antiamericanas, de la cual no conocía su existencia y me parece risible que haya existido algo así.

miércoles, 27 de julio de 2016

La habitación (Room)

Acostumbrados a películas con historias simples que, a pesar de poder predecir en cierto modo su final, no dejan de sorprendernos, irrumpió en nuestras salas una película de la que difícilmente pocas personas podrán olvidar. Brie Larson y Jacob Tremblay protagonizan una de las mejores películas del año pasado, galardonada a un OSCAR, un BAFTA, y un Golden Globe, entre otros premios.

Una habitación y dos protagonistas. En una primera impresión, y sin haber visto ningún trailer ni la película, puede parecer una algo aburrida pero desde el comienzo hasta el final no deja en ningún momento de sorprendernos. Unos planos que asombran al ser usados en una única habitación, escenas iniciales que hacen que quieras saber más sobre el niño y su madre, una construcción de los personajes perfecta (un niño pequeño muy niño y una joven madre muy madre, ambos increíblemente bien interpretados).

El guión es excepcional, una de las mejores historias originales que se han visto en mucho tiempo, tanto es así que cuando aparecen los créditos finales no puedes levantarte de tu asiento sin más. Si se hiciera un cine-forum, es decir, si se visualizara esta película en una sala o en una clase y después se procediera a una charla o debate sobre ella, los temas que saldrían pueden ser numerosos: la relación entre la madre y el hijo (y a las relaciones de madres e hijos en general), la imaginación, el contacto con la sociedad, el descubrimiento de lo desconocido, la complejidad de las elecciones, y otros muchos temas más escondidos en la película que hacen que este largometraje sea uno de los más interesantes de este año pasado.

viernes, 8 de julio de 2016

Anomalisa

Una madrugada en casa de un amigo que le encanta la animación (pues saber dibujar como profesional) elegí Anomalisa para verla con ellos. En su salón, en ese momento, un ambiente cercano al sueño pero sin dormirnos permitió que nos concentráramos en la película y disfrutáramos de ella. Desde el primer día que vi su trailer (recién estrenado en internet) estaba impaciente por poder verla hasta ahora.

Nos encontramos ante una película animada mediante stop-motion que, a pesar de ser muñecos los que protagonizan la trama, no quiere decir que esté recomendada para menores. Con una edad mínima de 17 años (calificación R), una historia aprovechada al máximo y un acompañamiento musical que sorprende y permite conectar con su trama de una forma increíblemente bien ideada, nos adentramos en la historia de un hombre harto de la ordinariez.

Es difícil hablar de esta película sin decir algo importante de la trama, sin embargo, superando los obstáculos llamados spoilers puedo lograr transmitir una idea general de ella. Diálogos simples pero suficientes, escenarios escasos pero muy cuidados, personajes que conectan con el público, música que hace aumentar la sensación de comodidad viendo la película, colores que hacen sentirte tranquilo y relajado y que se contraponen al argumento, el cual mantiene al espectador atento a la pantalla.

Una película que hace sentir a sus personajes seres humanos de una manera tan natural que sorprenderá a cualquiera que la vea. Si debo decir algo malo no lo encuentro, desde mi punto de vista es genial en todos los sentidos, una obra maestra que nadie esperaba y que me ha logrado enamorar sin esperarlo. Un largometraje original que nadie debe pasar por alto.

lunes, 4 de julio de 2016

Rompe Ralph (Wreck-It Ralph)

Disney ha tratado en sus películas una gran amplitud de temas: desde valores como la solidaridad y la amistad, hasta la violencia y la resolución de problemas así como la felicidad, la igualdad, el respeto por la naturaleza y la fauna, etc. Sin embargo, nunca se había acercado tanto al mundo de los videojuegos como lo ha hecho con este largometraje. Una película recomendada sobretodo para jugadores veteranos y para aquellos que disfrutan con las referencias y los detalles minúsculos en cada escena.

No es de extrañar que Rompe Ralph haya tenido un éxito tan grande tras su estreno, se trata de unas de las pocas películas, por no decir la única, que reúne toda clase de personajes, frases y dibujos referentes a videojuegos, películas, series y a la cultura popular. Poco puedo decir pues solo se me viene a la mente recalcar el magnífico trabajo que Disney realiza con sus fascinantes películas de animación, las cuales enamoran con su colorido y su música, y si a ello le añadimos una historia simple llevada de la mejor manera posible para que nos parezca una maravilla conseguimos un perfecto cuento que suele terminar por llegar a nuestros corazones incluso sin darnos cuenta.

Sin duda, la forma de contar la historia, de escoger a los personajes y de introducir referencias es perfecta, planteando una trama simple que se vuelve algo más compleja durante el transcurso de la película, la cual termina dándonos una hermosa lección. Un largometraje, para niños, jóvenes y adultos, centrado en Ralph (el malo del juego ficticio Repara Félix Jr., basado en el antiguo juego Donkey Kong) y en el que encontraremos varios personajes, los cuales aparecerán a lo largo de la película, presenciando así el desarrollo de cada uno de ellos.

Dioses de Egipto (Gods of Egypt)

Amigos en una casa dispuestos a ver una película y eligen la equivocada, eso me pasó con Dioses de Egipto. Jamie Lannister (Nikolaj Coster-Waldau) y Leónidas (Gerald Butler) juntos en una película presentada en su trailer como una de las grandes sorpresas del verano, sin embargo, no fue así.

Las películas del género fantástico y aventuras suelen ser historias ingeniosas y divertidas que cualquier persona puede disfrutar, como es el caso de La Historia Interminable, un claro ejemplo de película para todas las edades y que cualquier persona puede entender y no llega a aburrir. Otra película de este estilo y más cercana a nuestra época es Adèle y el misterio de la momia, cuya historia e intriga mantiene al público pegado a la pantalla. Cuando las películas están bien llevadas se pueden lograr verdaderas obras maestras que llegan a impresionar.

Un reparto de lujo integrado por los dos principales protagonistas Nikolaj y Gerald Butler, junto a un chico cuya actuación se puede considerar aceptable (Brenton Thwaites) y Geoffrey Rush (conocido por interpretar a Barbosa en Piratas del Caribe y al logopeda Lionel Logue en El discurso del rey) en el papel de Ra. A esto le añadimos un historia de dioses egipcios que luchan contra monstruos y tenemos ya el blockbuster del verano, pero, a pesar de todo, la película no llega ni a la suela de lo que en un principio parece prometer.

El apartado visual, bonito en cuanto a colorido pero muy falso en cuanto a efectos visuales, no logra que se produzca el pacto ficcional característico de las películas que suelen triunfar entre el público, es decir, no aceptamos lo que vemos a pesar de que otras películas anteriormente mencionadas, y también ficticias, las aceptamos y nos involucramos en ella, sin embargo, esta situación no llega a ocurrir del todo en Dioses de Egipto.

viernes, 1 de julio de 2016

Zona Spoiler: Gerald, el león marino (Buscando a Dory)


Comienzo esta sección del blog en la que daré mi opinión sobre algunas escenas, personajes o situaciones de películas y que tengan que ver con el universo cinematográfico. Por supuesto estas entradas contienen spoilers (información que puede destripar una película en el caso de que no la hayas visto) así que sugiero haber visto la película antes de leer nada de esta sección, la cual puede incluir información sobre el final o detalles importantes que serían convenientes no conocer antes de verla (perdón por la redundancia pero necesito recalcarlo). Una vez avisados, comencemos:

Buscando a Dory es una película infantil que los adultos también pueden disfrutar, y tales películas suelen tener un mensaje, en este caso: "sigue nadando", no te rindas, sigue intentándolo, lo conseguirás... A lo largo del largometraje encontramos a varios personajes con problemas y que nos demuestran el eslogan de la película, como es el caso de Nemo con su pequeña aleta y que ya vimos su superación en la primera película; Dory con sus pérdidas de memoria a corto plazo que logra superar al final con el curioso método deductivo; Destiny, la tiburón ballena con problemas de vista, el cual logra aceptar y es ayudada por su amigo Bailey, una ballena beluga que cree que su capacidad de eco-localización no funciona hasta que al final consigue resolver su problema; Becky, un colimbo extraño y diferente al resto que nos saca algunas risas y, a pesar de su condición, adquiere un papel fundamental en la película; y al fin llegamos a Gerald, un león marino que no puede hablar y cuya única ilusión es hacerse con la roca sobre la que descansan Fluke y Rudder (otros dos leones marinos), consiguiendo al final estar sobre ella.

Buscando a Dory (Finding Dory)

Cada miércoles es el día del espectador y por lo tanto las entradas de cine están a un precio razonablemente más barato, de modo que el día anterior una amiga y yo nos aventuramos a salir caminando hacia el mejor cine de la ciudad a pesar del horrible sol que nos acompañaba en esa tarde de junio. A la noche siguiente seis entradas con sus respectivos dueños se dirigían a la sala donde mis amigos y yo íbamos a presenciar una historia tierna y preciosa sobre la vida de Dory. A pesar de los contratiempos iniciales debido a las largas colas de gente en busca de provisiones para comer y beber en el cine, conseguimos disfrutar todos de otra de las maravillas de Disney-Pixar, estudio que hace escasamente un año nos sorprendía con Del Revés (Inside Out) y El viaje de Arlo (The Good Dinosaur).

Terminan los trailers iniciales y empieza Piper: un precioso corto sobre un pequeño pájaro que debe salir de su zona de confort y aprender a sobrevivir en la playa junto a su madre y el resto de pájaros. Seis minutos sin diálogos pero con la maravillosa historia de superación que Buscando a Nemo nos enseñó y Buscando a Dory nos seguirá enseñando.

A rasgos generales, Buscando a Dory es una película nostálgica que nos hace rememorar a sus personajes y sus escenas de la anterior película y nos presenta nuevos personajes a los que cogemos cariño rápidamente. La protagonista principal sin dudarlo es Dory en sus dos vertientes: adulta y pequeña, ambas nos muestran el mismo mensaje pues Dory, a pesar de sus pérdidas de memoria a corto plazo, consigue superarse ante cada situación que se le presenta.

jueves, 30 de junio de 2016

Dulces sueños, mamá (Goodnight Mommy)

Una noche de verano estaba en mi casa con mi mejor amiga y decidimos ver una película de miedo, elegí esta porque había tenido muy buenas críticas pero conforme avanzaba la cinta mi amiga se arrepentía de haberla empezado, no porque fuera mala si no porque transmitía un poco de miedo incómodo. Aún así la continuamos y nos sorprendimos con sus escenas y su historia.

Una buena película de miedo suele caracterizarse por tener sustos o jumpscares y un ambiente aterrador, en este caso olvidémonos de los sustos y adentrémonos en la historia de esta familia. Un ambiente silencioso, y particularmente incómodo entre los hijos y la madre, crea una sensación de terror que hará helarte las venas en ciertos momentos. Este ambiente es interrumpido en múltiples ocasiones por preciosas escenas que muestran un paisaje mezclado con una preciosa luz del sol y un color característicos de una pintura paisajística, en el que puedes tomar un breve respiro, aunque esta contraposición de escenas es otra de las causas que crean un ambiente inesperado y por lo tanto un ambiente de terror, siendo este una variante del que conocemos y no sólo un terror con fantasmas, demonios y cosas paranormales.

La banda sonora pasa desapercibida, no por ser nula si no por mimetizarse de forma tan genial con el resto de los apartados técnicos de la película, aún así no deja de ser la típica música que acompañan a las películas de miedo y suspense, aunque está dotada de cierta originalidad.

miércoles, 29 de junio de 2016

Kung Fu Panda 3


Una semana después de terminar los exámenes de la universidad decidí ir con dos amigas al cine de verano, un lugar barato, fresquito y relajante en comparación con los cines normales. Además, este año han remodelado el cine y tienen un nuevo proyector en HD que se veía de lujo, como si se tratara del cine normal. De esta forma acabamos yendo a ver Kung Fu Panda 3, a pesar de que las dos anteriores no me gustaron tanto como para continuar viendo las próximas películas de este oso panda.

Al final resulta que disfruté como un niño, me alegré de haber ido a verla, sin duda es la mejor de las tres películas que existen hasta la fecha.

Como un buen conocido mío de la literatura de suspense (y que existió de verdad) dice: "vayamos por partes". Hay dos aspectos fundamentales que debo resaltar y que me impresionaron durante todo el transcurso de la película: el apartado visual y la música.

Esta película, a diferencia de las otras dos, es mucho más alegre e infantil pero aún así capta la atención de adultos (los pocos que había en la sala) y niños, esto lo consigue gracias a una paleta de colores preciosa, resaltando unos colores sobre otros y creando un ambiente y un paisaje maravilloso. Pero lo que de verdad le da personalidad a la película es la mezcla del 2D y el 3D: la forma en la que para contar el pasado utilizan las dos dimensiones es muy bonita y, además, conforme avanza la película el 2D y el 3D se unen creando unas escenas que con su color y con su luz merecen la pena ser disfrutadas.